CRÓNICA FINAL DE TEMPORADA: CADETE MASCULINO “BLANCO”

CADETE “CHOCOLATE” BLANCO

Es cierto que no fue precisamente nuestro mejor partido, quizá incluso haya sido el peor…y en ese momento sentía impotencia por no poder echar una mano al equipo a rematar la temporada con otras sensaciones o por no saber qué tecla tocar desde la banda. La diferencia parecía asumible al principio, pero, a medida que pasaban los minutos, lo que parecía una mala racha empezaba a convertirse en una situación difícilmente reversible. Todo lo que podía salir mal salió, no éramos ni por asomo lo que habíamos sido esta temporada en muchos momentos complicados. Éramos aquellos mismos que hacía una semana habíamos derrotado a los que se estaban proclamando campeones en la pista de al lado dando un repaso a Alcobendas…pero no fue nuestro día. Hubiese firmado salir por la puerta con nuestro “plato” y nuestras medallas de chocolate, pero con la sensación de haberles plantado cara. Quizá nos sobró tele y nos faltó tila…no sé.

Pero unas horas más tarde lo veo todo mucho más en positivo, sobre todo porque para perder allí en ese día tan especial… HABÍA QUE MERECER HABER LLEGADO; y nuestros chicos se lo habían ganado de ley, mientras otros se habían quedado por el camino.

Hemos jugado una liga muy desigual por momentos. Cuando llegaron los partidos igualados tuvimos que espabilar y reubicarnos sobre la marcha, sobreponiéndonos en ocasiones a ciertos sustos que nos hubieran privado de este final…pero lo hicimos. No sé si tantas como un gato, pero hemos gastado al menos tres vidas salvando algún un match-ball que estuvo a punto de costarnos el quedarnos fuera. La prórroga de infarto en Alcalá, el partidazo de vuelta con Agustiniano en casa remontando el basket y recuperando sensaciones…y la vuelta contra Arroyomolinos, que todavía me parece increíble. Y a pesar de todo…mención especial de la victoria contra los “casi invitos” y ya campeones de la categoría. Creo que es más que suficiente como para estar contento con la temporada y muy orgulloso de los chicos, que son los verdaderos protagonistas de todo esto.

Por eso, quiero que mi última crónica vaya dedicada a ellos, especialmente a los 2005 que pasan a junior la próxima temporada, y que han sido el pilar básico y de enorme calidad para este proyecto de temporada que termina. Como ellos ya saben, me quedo en cadete con los 2006 y los que lleguen a completar lo que espero y confío vuelva a ser una gran plantilla en todos los aspectos.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS CHICOS!!!

Héctor, por saber esperar tus momentos con compromiso y humildad…y por ser un maestro en el atado de zapatillas “slow-style”; has cumplido con creces mis expectativas. Jiménez, confío y espero que te lleves de la temporada y el entrenador (esa mala persona, de dudosa capacidad técnica) algo más que la sensación de “aquel” día… gracias por haber sabido estar con tu edad a la altura de las circunstancias y gestionarlas mejor que algún adulto. Tofé, creo que tu evolución como jugador debería servir de ejemplo a muchos…gracias también por darle equilibrio a una plantilla de “hormonas y neuronas en ebullición”. Jaime, el asesino silencioso que siempre aparecía y que se pasaba por el arco del triunfo las malas rachas… el “capitán de hielo” que con pocas palabras ha sabido cumplir su papel. Álvaro, consciente de tus limitaciones técnicas por tu tardía aparición en el baloncesto, lo has sabido suplir dando el 100% físico y mental en cada entrenamiento y partido…siempre en disposición de seguir aprendiendo y creciendo. Molina, sé que te quedas con ganas de más, aunque por mi parte has demostrado con creces tu calidad. Si aprendes a gestionar mejor tu juego colectivo, tu técnica individual te dará el rendimiento que vales…es cuestión de tiempo y paciencia. Navarro, me has ganado. Al principio unos días no te entendía y otros…me costaba mucho. Con el tiempo me has demostrado que simplemente eres así, genuino. Eres el alocado más cuerdo del mundo. Capitán natural necesario…y por méritos propios. Javi, jugador camaleónico que “nos has servido tanto para un roto como para un descosido”, pero no sólo en lo que a baloncesto en la cancha se refiere. Jugador de esos que siempre quiero en mis equipos. ¡¡GRACIAS!!

Por último, quiero dar las gracias a las familias de todos los chicos por su colaboración y paciencia en esta peculiar temporada. Me he sentido apoyado y respetado prácticamente al 100%, unas veces por activa y otras por pasiva; lo que en ocasiones es muy necesario, sobre todo en momentos delicados. Como le digo a los chicos, “cuando no sepas cómo sumar, intenta no restar…que ya es mucho”.

1…2…3… VALDEMORO!!

Un comentario en “CRÓNICA FINAL DE TEMPORADA: CADETE MASCULINO “BLANCO”

  1. Pingback: CRÓNICAS 19-20 DE JUNIO |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s