NO PODEMOS, NO DEBEMOS

Ya parece que vamos viendo un poco de luz al final de ese terrible túnel que hemos recorrido completamente a ciegas pero JUNTOS

Esa unidad que todo lo improbable lo convierte en sencillo,  y en que lo imposible cuesta algo más de trabajo. Si, UNIDOS  aunque nos pidieran lo que podría parecer todo lo contrario.

Nos pedían que nos separáramos, que guardáramos las distancias con nuestros seres más queridos, que nos acostáramos cada noche soñando con recibir ese beso de consuelo de nuestros padres o abuelos que nunca llegaba, con la necesidad absoluta de realizar el gesto más natural en el ser humano….abrazarnos,  y no podíamos.

Cada día que ha transcurrido durante este camino en el desierto nos ha puesto a prueba, ha sacado lo mejor de cada uno de nosotros para convertirlo en una fuerza inigualable en pos de la victoria final ante un enemigo de la humanidad, de todo lo que hemos construido, de todo y de todos  los que amamos, de lo que da sentido a nuestras vidas.

Tendremos una deuda para siempre con aquellos que, con solo el arma del amor por sus semejantes, se lanzaron a esa lucha final arriesgando sus propias vidas. Nunca me lo hubiera imaginado. Nunca me hubiera creído que en un mundo tan individualista, tan egoísta con nuestro planeta, tan poco consciente de nuestras propias miserias, pudieran surgir tantos miles de héroes de la noche a la mañana. Tantas personas que se negaron a que nos pudiera pasar algo, no mientras ellos estuvieran de guardia.

Todos debemos recordar que cuando más negro lo teníamos, ellos salieron para defendernos. Pero esas personas están en cada una de nuestras casas. Son nuestras madres y nuestros padres, unos son Sanitarios, otros atendiendo en las Residencias de Ancianos, otros transportando nuestro sustento diario, otros desde los supermercados, otros velando por nuestra seguridad en las calles y plazas….Todas las personas que han hecho posible que a día de hoy podamos decir que VENCEREMOS….. TODOS JUNTOS VENCEREMOS.

Cuando volvamos a las canchas, cuando nos levantemos esa mañana donde nos parecerá que todo fue una pesadilla, acordaros sobre todo de aquellos que en el camino perdieron a sus seres queridos. De aquellos que cuando levanten la vista hacia la grada ya no pueda contar con la presencia de sus abuelos, de sus padres, de aquellos familiares que les acompañaban a los partidos y siempre tenían una palabra de aliento o de consuelo. De aquellos que nos abrazaban en las victorias y sobre todo en las derrotas y que en muchos casos no pudieron ni despedirse de nosotros. AQUELLOS QUE SIEMPRE ESTARÁN CON NOSOTROS EMPUJANDONOS A SER LOS MEJORES JUGADORES DEL PARTIDO DE LA VIDA. Que cada uno salte a la cancha en su primer partido elevando su mirada y dedicándoles su primera canasta.

Pero ahora no podemos flaquear. Se lo debemos a todos ellos. Es nuestra hora. Es la hora de los que nos quedamos en casa, aquellos que grabamos videos, aquellos que salíamos a nuestros balcones a aplaudir a las 8 de la tarde, aquellos que enviamos felicitaciones a nuestros niños, aquellos que utilizaron las redes sociales para emitir mensajes de unión y solidaridad…..aquella infantería que estaba en la reserva para dar la estocada final.

No, no podemos flaquear con irresponsabilidades que limiten en el tiempo nuestra victoria. Que obliguen a volver a realizar el esfuerzo inmenso que han realizado los que luchaban en primera línea. No debemos, no podemos olvidarnos de todos los consejos que nos emiten desde todos los medios nuestras autoridades. No debemos, no podemos desde nuestra capacidad individual echar la culpa al vecino de al lado. No debemos, no podemos  echar la culpa al “otro” de lo que yo mismo incumplo. No debemos, no podemos agruparnos en los parques, calles, plazas… y volver a casa sin un análisis de lo que hemos hecho.

No podemos, no debemos dejar en saco roto tanto sacrificio de tanta y tanta persona que dieron por nosotros su salud y algunos hasta su propia vida.

Estoy convencido que sois esa gente maravillosa que pertenece a este Club y que cumpliréis cada uno con vuestro deber y que gracias a ello muy pronto nos volveremos a ver.

Y recordemos siempre quien fueron los “buenos” en esta película. Quien se negó a que os pasara algo durante su guardia.   

Javier Fuente

COMUNICADO OFICIAL. MAYO 2020

Estimadas familias.

Queremos arrancar este comunicado deseando que todas las familias que formais parte del Club de Baloncesto Villa de Valdemoro estéis llevando de la mejor manera posible esta situación que tan dura está resultando. Deseando profundamente que pronto todos podamos volver a retomar nuestra actividad habitual.

En los últimos días y a través de varias familias, hemos detectado la presencia de una nueva entidad deportiva que quiere impartir baloncesto para la próxima temporada.

Nada puede ser más positivo que el baloncesto se haga cada vez más grande y lo practiquen más personas. Desde el Club y de manera oficial, les hemos dado la bienvenida y les hemos tendido la mano mostrándoles nuestro apoyo.

Varios de vosotros os habéis puesto en contacto con nosotros solicitándonos la confirmación de horarios y espacio de entrenamiento para la próxima temporada, ya que desde la nueva entidad ya les estaban garantizando horarios y lugar de entrenamientos.

Desde el club hemos realizado las consultas pertinentes para poder confirmaros que, a día de hoy, no hay ninguna entidad deportiva que tenga garantizado NI horarios NI lugar de entrenamiento para la próxima temporada 2020-2021.

El Club de Baloncesto Villa de Valdemoro volverá a optar como en las temporadas anteriores al Procedimiento de Asignación de Espacios Deportivos Municipales. Procedimiento administrativo que lanzará la Concejalía de Deportes cuando estime conveniente.

Como ya sabéis en años anteriores hemos comenzado en estas fechas con la fase de renovación de plazas para la próxima temporada, y tal y como están haciendo otras modalidades deportivas y dada la situación actual entendemos que este procedimiento puede lanzarse un poco más adelante, pero sobre todo entendemos que no es momento de hacer pagos.

Desde el Club de Baloncesto queremos transmitiros la tranquilidad de que la próxima temporada seguiremos estando presentes, seguiremos disfrutando del baloncesto y seguiremos siendo una gran familia.

Os mantendremos informados por nuestros canales habituales acerca de cualquier novedad que pueda surgir. Asimismo cualquier duda que os pueda surgir, disponéis de nuestros medios habituales de contacto.

Jose Luis Sanchez ArellanoPresidente Club de Baloncesto Villa de Valdemoro

Crónica 08/05/2020

Cada vez tenemos más cerca la vuelta y con eso cada vez pensamos más en baloncesto.
Durante esta larga cuarentena hemos echado de menos el baloncesto, no solo el balón y las canastas, sino a los compañeros, a los jugadores, a los nervios antes de un partido, a la tensión de un partido igualado, al sudor y el esfuerzo de trabajo semanal… Todo este tiempo ha servido para valorar más lo que tenemos.
Ahora el volver a la normalidad es lo importante. Tenemos más ganas que nunca de entrenar a los más peques, que calienten con los “galgos” que tanto les gustan, enseñarles algo tan básico como son sus primeros botes, que les llenan de emoción, sus primeros tiros a canasta, seguir evolucionando, para cuando llegan a la edad de poder jugar más partidos y aprendan a entrar a canasta con su “derecha-izquierda” o “izquierda-derecha”.
Respecto a los mayores, sufrir con ellos, ver el cambio que han tenido, ver como mejoran constantemente, como le ponen empeño, trabajan y luchan por el deporte que les gusta. Ese entrenamiento duro de la semana, que se compensa en una canasta o en un robo de balón; ese sistema que practicas toda la semana y sale en el partido, y te sientes feliz porque lo consigan; esa presión que ensayas una y otra vez hasta que no pueden más; ese tiempo muerto para coger oxígeno y corregir los pequeños detalles del partido…
Pero sobre todo volver, por nuestros chic@s, por notar el baloncesto otra vez, que vuelvan los nervios del calentamiento, de pensar si saldrá bien el partido o no, de ver a los más peques crecer y mejorar, volver a notar el balón, las quejas, las risas, el cansancio, el sudor, el compañerismo, las malas decisiones, las buenas, una sonrisa inocente, una mala cara por un cambio, pero que vuelva la normalidad para que vuelva el baloncesto que es lo que nos gusta. 1..2..3… VALDEMORO

Carlos Fuente

REGRESO AL… FUTURO???

Aún tenemos tiempo de pensarnos un poco qué nueva entrega de la saga queremos rodar la próxima temporada…pero sobretodo esta vez, en la continuación de la “liga de la vida”.

Cada verano, en nuestra “soledad del entrenador”, fantaseamos sobre nuestros propósitos del nuevo proyecto de temporada. Esta vez es CLAVE a la vez que diferente, empezando porque éste va a tener poco que ver con los veranos vividos hasta ahora.

¿Qué forma dará cada uno a su VUELTA A LA CANCHA???
¿Confundiremos una vez más las “ganas de” con la “ansiedad por”? ¿Pisar fuerte con pisotear? ¿Hablar claro con gritar? ¿Oír con escuchar? ¿Impondremos el respeto en nuestros equipos o nos haremos querer…y creer? ¿Cambiaremos el “te has enterado” por el “me he explicado”? ¿Seguiremos pidiendo calma a gritos y actitud con total apatía…o las contagiaremos? ¿Nos olvidaremos un poco de las pizarras o nos sentiremos desnudos sin pintarrajearlo todo? ¿Trabajaremos en base al “ABC” o volveremos al “sota, caballo y rey”? ¿Intentaremos prepararnos física y mentalmente para dar un buen nivel o sólo rezaremos para que nadie se lesione? ¿Pondremos un poco más atención en las canastas y la defensa del rival o seguiremos gastando toda energía en mirar nuestros ataques y celebrar las canastas? ¿Fomentaremos el respeto por rivales y árbitros con el ejemplo o nos limitaremos a prohibir hablar con ellos? ¿Seguiremos siendo de “éstos” o de “los otros” hasta los límites del absurdo…o sabremos aplaudir las buenas acciones de “los suyos” y reconocer nuestros errores sin dejar de ser fiel a “los nuestros”? ¿Aún seremos del “qué malos son” en las derrotas y “qué buenos somos” en las victorias? ¿Gastaremos más energía en celebrar nuestra canasta que en agradecer la asistencia del compañero? ¿Comenzaremos los contraataques tras rebote con un buen pase o echando el balón al suelo? ¿Entrenaremos más los tiros libres (aunque valgan “sólo” 1) o preferiremos seguir jugando a la lotería del triple? ¿Seguirán importando más las zapatillas que los pies? ¿Seguiremos escuchando sólo las palabras o también los silencios?…

Creo que cada cual se debe plantear…no a qué NORMALIDAD quiere y tiene ganas de volver…si no dónde estaba antes “del bicho”. Si “aquello” era normalidad …o A-normalidad.

Y en otra ocasión, hablaremos sólo de baloncesto.
1…2…3… Valdemoro!!

Mario Arroyo

Crónica 06/05/2020

Quiero enviar una crónica de mis impresiones respecto a este momento tan extraño de nuestras vidas, pero no tengo claro el enfoque que le quiero dar.

Tal vez comente el hartazgo que supone estar encerrado por decreto ley, o tal vez algo sobre la forma de hacer ejercicio físico dentro de la casa, aunque puede que me anime con las nuevas palabras que se acuñan ahora, tales como “desescalada“, “volver a la nueva normalidad“, “sanitizar” y otras que realmente me dan dolor de cabeza. No sé. No me decido a atacar ningún frente que dé forma a mi crónica y que pueda resultar mínimamente interesante al par de lectores que se atreverán a llegar hasta el final.

Sigo sin saber, aunque lo que me ronda por mi pensamiento sean los espectadores que ya no volveremos a tener en los pabellones, ni los que ya no van a madrugar para acompañar a nuestros jugadores: los abuelos que esta enfermedad se ha llevado por delante…

Pero es un asunto duro que tal vez no encaje en el sentido de estas colaboraciones, así que me lo dejaré para mis adentros, y haré balance cuando reanudemos los partidos y no vea a esos héroes entre el público, llevándome la sensación de que no lo hemos hecho bien entre todos. Dudas y más dudas: ¿sobre qué voy a comentar? El club se merece un esfuerzo, así que prometo hacer algo bonito, y pronto. Aunque siga sin saber sobre qué. O sí, sobre el lema “1, 2, 3 Valdemoro!!“. Ya veremos.

Alfonso.

Día de la Madre 2020

Este no es un día de la madre cualquiera. En estos días hemos compartido más tiempo con ellas, las hemos echado de menos si no podemos verlas, las hemos llamado más si están en la distancia, hemos echado de menos los abrazos, los consejos incluso, lamentablemente, hay personas que han perdido a sus madres. Pero esta situación solo va a reforzar más el papel imprescindible de las madres. Desde el junior femenino tuvimos la iniciativa a principio de temporada de llevar los apellidos de nuestras madres en nuestras camisetas, porque…

Ellas son consejeras.
Ellas son amigas.
Ellas son fuertes.
Ellas son delicadas.
Ellas son cuidadosas.
Ellas dan la vida por sus hijos.
Ellas son pacientes.
Ellas son comprensivas.
Ellas son las personas que siempre están ahí cuando las necesitamos.
Ellas son capaces de saber que nos pasa con una sola mirada.
Ellas nos enseñan.
Ellas nos hacen ser mejores.
Ellas son las que nos quitan el miedo.
Ellas son las que nos dan fuerza.
Ellas son nuestras superheroínas.
Ellas son nuestro EJEMPLO.

Crónica 30/02/2020

Un día de marzo un feroz virus nos cortó las alas y nos cambió la vida a todo el planeta. Tuvimos que quedarnos en casa ya que era el refugio más seguro. Nuestras Valdechicas cambiaron sus canastas, sus entrenamientos, sus risas, sus abrazos por la responsabilidad de quedarse en casa pues era la única forma de poder combatir al enemigo.
Hemos recuperado momentos y proximidades pérdidas y olvidadas. Seguiremos mientras tanto resistiendo porque el sol volverá a salir y volveremos a esas canchas a disfrutar del juego de nuestras chicas, a aplaudir y a abrazarnos buscando esa proximidad que nos hace tan nosotros.
Juntos, siempre somos más grandes.
Ánimo y arriba Valdechicas.
Mercedes González

Crónica 28/04/2020

He tenido rivales duros, tanto que pensé que no habría ninguno peor. La diferencia era que solo me atacaban a mi, no me dejaban sacar, no podía avanzar, pero el resto del equipo seguía, así que allí final me reponía y volvía al juego.
Esta vez es diferente. Esta vez ataca a todo el equipo, todos estamos en la misma situación y no encontramos la forma de contraatacar.
Nos hemos quedado sin tiempos muertos, los pases no llegan, las canastas no entran, la defensa no sale y cada vez cuesta más mantener la cabeza fría.
Pero no podemos rendirnos, porque se lo prometimos. Les dijimos que siempre íbamos a luchar por ellos, porque son nuestro equipo, nuestros jugadores, la razón por la que cada sábado nos levantamos, nos ponemos nuestra camiseta y salimos a jugar.
Esta vez sólo vale un resultado. Hay que ganar. Yo sola no puedo, pero con vuestra ayuda, vuestro apoyo y vuestras ganas de luchar, lo vamos a conseguir.

Lara

Crónica 23/4/2020

Creíamos que por jugar en casa esta eliminatoria iba a ser fácil, pero ni mucho menos. Salimos convencidos creyendo que con un poco de defensa y casi nada de ataque podíamos ganar la eliminatoria. Todo lo contrario, los primeros cuartos fueron desastrosos, no supimos reaccionar y nos pasó por encima, la eliminatoria cada vez se ponía más y más complicada, muchas bajas de las que duelen, mucho jugador que no podía moverse y la sensación de no poder hacer nada. Pero sabemos que las eliminatorias son largas y hay que jugarlas de inicio a fin, que si no nos dejamos todo en la cancha no servirá para nada. Llevábamos mucho perdido y había que pensar. En el baloncesto, sabemos que para ganar los partidos hay que trabajar desde atrás, desde la defensa con todo el equipo unido: los que están en la cancha luchando de tú a tú contra el rival, los que están en el banquillo esperando a salir, los que están dirigiendo la lucha y los que siempre están apoyando desde arriba desde esas gradas que ahora mismo se han convertido en balcones. En esta eliminatoria, estar encerrados, defendiendo fuerte y todos juntos nos va a dar la victoria, porque esta defensa nos va a permitir atacar y porque jugamos en casa y aquí no nos puede ganar ningún rival.

Luiso.

#123Valdemoro

Crónica 21/4/2020

Cada día que pasa es un día más en que hemos vencido por quedarnos en casa en una feroz batalla que conseguiremos ganar todos a una.
Cada día que pasa es uno menos para disfrutar de nuevo en las gradas y para aplaudir sin descanso.
Un día menos para volver a celebrar vuestras victorias en el centro de la cancha y aprender de las derrotas que a veces son sólo resultados.
Un día menos para volver con más ganas que nunca a pelear por los balones, a romper las mallas, a apretar los dientes, a meter canastas y a madrugar mucho.
Un día menos para volver a encender el horno para llevaros bizcochos y galletas. ¡Os echo mucho de menos Valdechicas!
Pronto, muy pronto, volveremos con fuerzas renovadas a retomar lo que se nos arrebató de un plumazo.

123Valdemoro!!

Laura Martín